Home

 

 

Mi intención al dejar éste escrito, es mediante la escritura, mostrar la indignación que como mujer  siento, ante la ignominiosa actitud que aún mantienen algunos hombres hacía las mujeres,. Sorprendida de que estando en pleno  siglo XX, dichos hombres no hayan aprendido aún a desechar de sus mentes, esa educación machista, responsables en un alto grado, incluso nosotras mismas, las mujeres, que llevamos a cabo dicha educación en nuestros hogares desde la niñez. Educación que hace posible, que ciertos individuos, se comporten no como ¨ Seres humanos ¨ sino como ¨ Bestias ¨ disfrazadas demasiado a menudo de ¨ Locura transitorias ¨. Una ¨ locura transitoria ¨ según algunos, que a permitido que una mujer más, conste en la ya larga lista de mujeres muertas a manos de sus exmaridos.  

Unida a esa indignación va con ella enlazada la  decepción que siento ante la actitud de algunos de los representantes escogidos por el pueblo, siguen manteniendo ante hechos tan deplorables.

Cada cual lucha por aquello que cree, con las armas de que dispone. Mi única arma, es la escritura y las esperanzas, ¡ Que no quiero perder !, en que, aquellos en quienes deposite estas un dia, no dejen de luchar por un sistema judicial que sea efectivo, tanto para hombres como mujeres.

  Permítirme que con este escrito,  donde vuelco todas esa indignación,  mande un ruego :

Ante las repetidas agresiones de que están siendo objeto muchas mujeres, conviertan los votos en  gritos  que pidan  en el Parlamento una ley que proteja a  mujeres y hombres más y prevenga y castigue duramente a los infractores de ésta.

Que, las leyes sean más duras y el/lla, sea el maltratador/a, el que abandone su hogar, mediante juicios rápido. 

 

 

¿ HASTA CUÁNDO ?

 

 

Pasan los años,  y la situación sigue siendo la misma. ¡ Hay mujeres que siguen                  muriendo a manos de sus exmaridos !

Recuerdo el día en que M.Al., a la que conocí a raíz de salir en un programa de televisión pidiendo ayuda, ante la amenaza de su exmarido, que aseguraba que iba a matarla, me dijo en un momento determinado. ¡Yo se que tarde o temprano vendrá a por mi, pero… ¿ Por qué  yo, que soy la víctima,  tengo que esconderme de él ? ¿Dónde está la justicia?

Y tenia razón, Una semana después de pedir ayuda en publico ese ser calificado como un ¨ hombre racional ¨ cumplía su promesa y ocurrió aquello que ya estaba anunciado.

Y no puedo evitar sentir hoy años después, lo mismo que sentí en el momento en que se me comunicó que  M.A.L, había sido acuchillada por su exmarido.

Era un día que despertó con calma y quietud en el pequeño pueblo donde vivía, mientras que la mañana se abría a la vida acompañada por los sonidos de la naturaleza… trinos de pájaros unidos al suave ronroneo de un viento apanas perceptible y algún que otro sonido más que llegaba de los hogares próximos.  

Todo era calma. Sin embargo en mi interior se desató una tormenta de sentimientos… rabia, impotencia, incomprensión, deseos de romper, luchar, gritar…

En un Hospital de la ciudad, una mujer de veinticinco años, separada y madre de dos hijos, se recuperaba de una herida que no la llevó a la muerte, porque la providencia hizo que alguien pusiera en sus manos un expray de los que se utilizan para defensa personal, que cegando al agresor, su exmarido la salvó de ser una víctima que contabilizar en la ya larga lista de mujeres muertas a manos de sus excompañeros, por falta de una ley efectiva , mientras en el silencio, miles de mujeres viven con la amenaza de muerte sobre sus cabezas, aguantando por miedo, humillaciones y vejaciones, ante la ineficacia de esas leyes, huyendo y escondiéndose de aquellos que tenían que ser los que se escondieran y huyeran de la ley, libres sin embargo a causa de una burocracia pasiva.

M.A.L. tuvo la suerte de salir con vida de aquel ataque y hoy recuperada, intenta dar un nuevo rumbo a ésta, de lo cual me alegro por ella y por sus hijos, víctimas inocentes de los hechos.

Sin embargo, hace apenas unos días, esa misma rabia, impotencia, incomprensión y deseos de gritar : ¡ Basta ! volvieron a hacerme sentir desprotegida como mujer.

La frase más comprometida que escuche el día en que la acuchilladoron, fue: ¡ Tenemos Voluntad Política !

Ayer mismo, se conocieron los datos de la última victima. Y yo, sigo haciéndome las mismas preguntas que me hacía entonces. Preguntas que intentan responder al motivo por el cual todavía hoy en día sigue encadenada la libertad y los derechos como ciudadanas de  miles de mujeres… ¡ Seres humanos !

¿ De qué materia está hecho el hombre que ciego por el odio, se cree con el derecho de acabar con una vida que supone de su propiedad ? ¿ De qué materia estamos hechos la sociedad, que caminamos hacía el futuro, destruyendo la solidaridad de hechos y construyéndola sólo de palabras ?

 ¿ Qué razones, palabras y sentimientos, mantienes estampadas sobre el papel, leyes que no protegen, carentes de realidades actuales ? ¿ Quiénes quieren vestirlas de proyectos disfrazados de política ? ¿ Hasta cuándo las mujeres, todas las mujeres sin distinción, serán para algunos, un cuerpo para procrear y satisfacer el ego masculino ? ¿ Hasta cuándo la mujer será un ser no pensante, débil y manipulable para fines políticos y personales, para algunas mentes ? ¿ Son tantas las preguntas que vienen a mi mente, tantas las respuestas envueltas en palabras huecas e irreales las que llegan a mi memoria… voluntad, tiempo, huida, leyes… Palabras, palabras, palabras.

¡ Mujeres ! ¿ Por qué dejamos que el supuesto ¨ sexo fuerte ¨, disfraz que utilizan algunos, nos opriman, pasivas, asustadas, perdidas ante el miedo ? ¿ Por qué no salir de la cárcel que crea las inseguridades, haciéndonos perder la propia estima y dignidad de ser humano ? ¿ Por qué no empezar a educar a nuestros hijos, apoyadas por sus padres, en valores de igualdad cierta,  para hombres y mujeres desde la niñez ?

En mi mente bullen imágenes y relatos… heridas, maltratadas, humilladas… ¡Mujeres ! Aterrorizadas, anuladas, desprotegidas, olvidadas, asesinadas…

¡ Mujeres !

Y hombres y mujeres, decadentes, prepotentes, hipócritas, interesados.. Apoyados por el silencio que teje el miedo y la insolidaridad, que compra con palabras imágenes para sus proyectos personales.

Hombres que pegan, destrozan, anulan y asesinan, envueltos en una legalidad confusa.

¿ Llegará el día en que ser mujer, signifique ser poseedora de derechos reales en igualdad cierta ? ¿ Llegará el día en que digamos : ¡ Soy mujer ! y todo ser humano conteste :  Eres  un   ser  humano libre y con capacidad para luchar ?            

¿ Llegará el día en que la propia mujer nos gritemos a nosotras mismas y a los demás : Soy mujer, ¡ Mírame ! Como tú, tengo valor. ¡ Tanto como el que a ti mismo te das !

De momento, muchas mujeres empiezan una vida llena de ilusiones al alcanzar el altar. Llevan en el semblante gravados los sueños y en la mente planes para un hogar.

Transcurre el tiempo y la sombra del miedo se cuela en sus cuerpos matando el amor y viven prendidas a alas de huida con lágrimas en los ojos y desesperanza en el corazón.

Los frutos del sueño, del perdido amor, a veces del miedo, incluso en ocasiones de la propia dignidad perdida, viven creciendo en silencio envueltos en la cruel verdad. Niñez  maltratada por padres, asesinos en potencia, que creen ser dueños de la libertad. Niños que aprenderán envueltos en odios adultos, que las leyes que existen para solucionar mil problemas, no están pensadas para ayudar a sus mamas.

Futuros hombres y mujeres que abran mamado la insolidaridad. Futuros delincuentes, frutos de esta sociedad, a quienes preguntaremos pasado el tiempo : ¿ Por qué ? ¿ Quien te pudo crear ? ¿ Quién te enseñó a maltratar ? ¿ Cómo aprendiste a matar ? Esa será la herencia que les dejaran, hombres que hoy amparados por leyes caducas, maltratan y matan ¨a su propiedad ¨  creyéndose ser los dueños de los sentimientos, por lo que actúan diciendo : ¡ Mía o de nadie más !

Como dije entonces ante ¨la voluntad política ¨ ¡ Señores, las mujeres no queremos voluntad política, queremos hechos ! Porque mientras que Uds. tengan sólo voluntad política, seguirán habiendo mujeres que huyan de una educación machista, sin valor, sin fuerzas, presas de hombres que piensan que éstas no tienen derechos y… ¿ Hasta cuándo la mujer tendrá que vivir huyendo de sus agresores, sin leyes efectivas que amparen sus vidas ? ¿ Hasta cuándo serán proyectos en las cortes, mientras que en las calles seguirán desprotegidas ?

 ¿ Hasta cuándo la voluntad política las vestirá de votos y de tiempo para pensar, mientras la crueldad se ensaña con ellas ? ¿ Hasta cuándo algunos hombres se creerán los dueños de vidas ajenas que sólo ansían volver a empezar ?

¿ Hasta cuando serán sólo un cuerpo que se usa y se mata si intenta volar ? ¿ Hasta cuándo ser mujer en esta sociedad, supondrá ser el ultimo eslabón en proyectos de vidas que hay que valorar ? ¿ Hasta cuándo abran asesinos en potencia sueltos, por falta de rapidez en los tramites judiciales ? Hasta cuándo se dejará que asesinen,

 ¨ hombres ¨ que no son ¨ hombres ¨, sólo son desechos de una sociedad ? ¿ Hasta cuándo las vidas estarán desprotegidas, en brazos de excusas de legalidad ? 

¿ Hasta cuándo la niñez pagará el precio de leyes caducas, insolidaridad y palabras huecas ? ¿ Hasta cuándo seremos el último  asunto… ¨tan sólo mujeres ¨ y en las Cortes un proyecto más ?

 ¿Quién llama¨ humano ¨ a cualquier ser que se crea con el derecho de matar en nombre de ¨su propiedad ¨a una mujer que ha creado dos vidas más que harán posible que siga existiendo la humanidad ? ¿ Quién tiene en sus manos, la fuerza que cambie el lema ¨Es mía, de nadie más ¨ ?

¿Quién le dirá a A. B. B., Madrid. A los hijos de J. G. C. de 32 años,  a M.L G, 37 años, que sufrió múltiples contusiones al saltar de un coche en marcha para escapar de su exmarido, y a miles de mujeres más,

¡ No temáis, confiar en la sociedad !

¿ Quien cerrará la herida que abrió una navaja, una pistola… ¡ No en el cuerpo sino en el alma !  Si gritan  ¨ SOCORRO ¨ y el pueblo sordo, olvidamos la palabra solidaridad. Si gritan ¨ ME MATA ¨y las leyes dormidas, pasan de sus vidas…

 ¡ No tienen tiempo para su verdad !

¿ Hasta cuándo la voluntad política, permanecerá inmóvil mientras que se estampan sobre laminas de eternidad, nombres de mujeres que no podrán volver  a pedir justicia nunca más ?

¿ Hasta cuándo ? ¡ Por humanidad !

 

 

                     Annia Mancheño

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s